Syllabus

Juicio sumario

En los Países Bajos, un juicio sumario se utiliza para obtener una sentencia provisional de los tribunales. Una sentencia provisional puede utilizarse, entre otras cosas, para hacer cumplir con obligaciones contractuales, para detener infracciones o la cancelación de un embargo preventivo.

Independientemente de la naturaleza provisional de un juicio sumario, con frecuencia ambas partes aceptan la sentencia sumaria como final, con ninguna de las partes apelando la sentencia ni iniciando un procedimiento ordinario.


Como funciona

Para iniciar un juicio sumario, el abogado de la parte demandante presenta un borrador de la demanda al juzgado para solicitar una fecha y hora para una audiencia, después de lo cual el agente judicial servirá la demanda al demandado.

Durante la audiencia, los argumentos de cada parte serán presentados por su abogado y el juez típicamente revisa si una solución amistosa es factible, en cuyo caso la audiencia puede ser aplazada. Si las partes no llegan a un acuerdo amistoso, el tribunal emitirá su sentencia sumaria, por lo general dos semanas después de la audiencia.

 

Costo

Se incurre en los siguientes costos y gastos en los juicios sumarios:

  • Tasas judiciales: mínimo € 626, máximo de € 3.946. Las tasas judiciales se determinan con base en el valor monetario de la controversia
  • Agente judicial: € 95
  • Honorarios de ABLD: cuota fija de € 9.990 para hacer el juicio sumario, tanto como demandante o demandado (preparar la demanda o defensa, la presentación judicial, la coordinación con el agente judicial y la audiencia).

Se puede incurrir en costos y honorarios adicionales, tales como traducciones y negociaciones paralelas al juicio sumario.

En ciertas circunstancias, un demandante situado fuera de la Unión Europea podrá, a petición de la parte demandada, puede ser ordenanado a consignar una suma de seguridad para cubrir los costos judiciales si el demandante pierde el caso. Esto asciende típicamente alrededor de € 5.000, que será devuelto en su totalidad si la sentencia no incluye la obligación de indemnizar a la parte ganadora.


Riesgos

Los principales riesgos asociados con los procedimientos sumarios son:

  • Inadmisibilidad de la demanda en el juicio sumario: Para ser admisible, el demandante debe argumentar que el asunto en cuestión es urgente y pertinente para la solución provisional
  • La denegación de la demanda: Como en qualquier juicio, existe el riesgo de perderlo
  • Apelación: a pesar de que los juicios provisionales son frecuentemente aceptados como definitivos por las partes, estos pueden ser objeto de un recurso provisional en el Tribunal de Apelaciones y en el Tribunal Supremo. Por otra parte, un procedimiento sumario no impide a cualquiera de las partes iniciar un procedimiento ordinario sobre el fondo de controversia.